Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de septiembre, 2016

Crónica sin tiempo: transporte público

Ilustración: Salvador Jaramillo

Las fluctuaciones de la luzEs de noche y el chofer de la unidad atiborrada, con pasajeros sentados y de pie, lleva las luces interiores apagadas. Supone el pasajero X, de pie con un portafolios en una mano, que eso es antirreglamentario y objeto de sanción. Cuadras atrás el chofer las ha encendido dos veces por unos segundos, y el pasajero X se pregunta por qué.

No piensa más en ello, preocupado por mantener el equilibrio y por esquivar el codo de la persona de al lado que se le clava en las costillas. “Claro”, se dice antes de descender, “las encendió cuando pasamos cruceros donde pudiera haber patrullas de policía. “Vaya, ¿no es más fácil cumplir con el reglamento y ya?”, se dice.

Al bajar comprende con claridad la conducta del chofer. Le han robado la cartera.

Variante 1
Ella va leyendo un libro de fisiología durante el regreso a casa; es época de exámenes y tuvo un día pesado, como será sin duda el siguiente, con el examen de anatomía que le espera. El c…

Etimologías creativas

O para que indagar si se puede inventar




Eructar y eruptar, verbos intercambiables

¿No? Claro que sí:

El volcán se comió un grupo entero de exploradores. Luego, como si hubiera acumulado demasiados gases en su vientre, los eructó.

El hombre aquel tragó hasta piedras; eso sí, con mucho picante. Luego, por acumulación de gases en las profundidades de su caverna estomacal, las eruptó.

¿Sí? Claro que no. El verbo eruptar no está reconocido. Con la advertencia de que es un coloquialismo, la RAE acepta erupcionar. La mayoría de los volcanes educados del mundo y el espacio exterior hacen o entran en erupción.

Aunque ambas palabras dan la idea de salida con fuerza de algo, eructar (expeler con ruido por la boca los gases del estómago) no comparte etimología con erupción.

Del latín, eructar está emparentada con rugido, ruido y roncar. Y erupción, procedente también del latín, con romper y ruptura. De ahí que una roncha, un grano o una pústula en la piel sea una erupción cutánea. ©





*Esta sección no inte…

Cuento: indígenas

¡Vacaciones!
Portentoso sábado de sol. La perspectiva para el domingo y el lunes, día feriado, se vislumbraba similar. En el octavo piso, el último, entró en el elevador el indígena con su pequeña de la mano. Él llevaba además un cajón de bolear y la niña una manzana con chile mordisqueada. A punto de cerrarse la puerta llegó el joven de saco sport y zapatos azules de gamuza. Sin verlos siquiera, pulsó el botón de la planta baja aunque ya estaba activado.
   Con distintos intereses laborales, ambos adultos habían subido a buscar al licenciado Gamboa que dijo iba a estar en su oficina de nueve a diez de la mañana. Eran las nueve treinta y el funcionario ya no estaba. Seguramente se habían cruzado en los elevadores porque el vigilante del edificio, el único ser vivo que vieran desde su ingreso, les aseguró, a cada uno en su momento, que el licenciado esperaba arriba.
   Mientras se cerraba la puerta, el joven tableteó con los dedos en el cartel lateral: letras grandes y llamativa imagen co…

Cuentecillo #21

Extemporáneos: historiador indígena, Alva Ixlilxóchitl

Artículo publicado en la revista ECO del Insituto Nacional de Lenguas Indígenas (http://www.inali.gob.mx/) en octube de 2013.


Etimologías creativas: arca, diluvio